Domingo, 01 de febrero de 2009



< -LEER ANTERIOR 
LEER SIGUIENTE ->

 

Nicky estaba durmiéndose en la clase, el inglés la aburría casi tanto como las matemáticas, Agatha la codeó para que reaccionara la profesora le hablaba y ella estaba en otro mundo. 

-Nicole ¿podrías leer el párrafo que te pedí?- la profesora estaba enojándose. 

-Disculpe… no tengo el…- Agatha se lo pasó con cuidado, pero la profesora, ni lenta ni perezosa las descubrió. 

-Bueno Nicole – hizo énfasis en su nombre- es una lástima, le costará aprobar mi materia si contin
ua así.- la rubia quería esconderse- Veamos…- la profesora buscó en su lista- Zafiel ¿podría usted leer?- dijo como orden más que pregunta. El tomó los apuntes y lo leyó en un perfecto inglés, Nicky recordó que se había ganado su odio, miró hacia la ventana fastidiada y ensimismada. El glorioso timbre sonó indicando el receso, y librándola de su martirio. Se sintió aliviada al ver a la profesora de estirado peinado alejarse. 

-Nicky, te veo cansada ¿te pasa algo?- preguntó Tirza. 

-Nada, Tiza nada…- le respondió recostándose en su pupitre, y distrayendo su mirada en cierto rubio que reía con sus amigos al otro lado del salón, le encantaba, era “perfecto” a sus ojos, se quedó embelesada mirándole unos minutos, hasta que él noto que lo observaban, y le regaló una sonrisa, sonrisa que hizo que Nicole se sonrojara y volviera a la realidad. 

-NO, no quiero- se quejó cortante Agatha, a lo que Tirza le respondió con un infantil gesto. 

-¿Y vos Nicky?- le preguntó, dando por hecho, que la respuesta sería la afirmativa de siempre.

-¿Yo qué? 

-¿Me acompañas a comprarle un regalo a mi hermano? Llega su cumpleaños- le dijo emocionada. 

-Claro- aceptó sin pensárselo demasiado. Ganándose la frialdad de Agatha. 

-Vamos a la salida de la escuela ¿si? 

-¿Tan temprano?- se quejó la rubia 

-Es que la tienda cierra a las tres… 

-Bueno, bueno… Agatha ¿me prestas tu celular para avisar en casa que no voy a comer?- la única respuesta fue una poco sutil mirada que le decía que “no”. 

-Toma Nicky- Tirza le dio su movil de un rosado estridente – ¿Para cuándo vas a tener uno?- Nicky sonrió para sí mientras llamaba a su casa. 

-Nunca- dijo al cortar la llamada, luego de haber hablado con William de forma corta y precisa- tengo que comprármelo yo… y hasta que junte el dinero…-Tirza se le quedó mirando.

-… ¿No que tu abuelo era rico?

-Si… él es el rico. Pero pensaron con mi mamá el tonto “plan”, de que, para aprender el valor de las cosas tengo que aprender a luchar por lo que quiero y demás palabrerío de padres oligárquicos…- comento desganada recordando la cantidad de caprichos que no le habían querido cumplir.

-Y bien que hacen- refutó Agatha- Eres infantil y caprichosa por naturaleza, imagina lo que serías, si además, te dieran todos los gustos.- Sin mirarla siquiera, dejándola herida y pensante, se retiro con su natural elegancia.

Estaban en la salida de la escuela. Nicky miró su reloj las 14:15. 

-Vamos que queda lejos…- Le dijo a Nicky alejándola de Agatha. que se iba caminando sin despedirse. 

-¿Qué queda lejos?- Ahí estaba, la última persona a la que quería ver.

-No te incumbe Zafiel- le dijo la rubia cortante. Tirza la codeó. 

-Vamos a comprarle un regalo a mi hermano ¿Quieres acompañarnos?- Nicky se agarró la cabeza suspirando. 

-Me encantaría.- concluyó con su habitual y divertida sonrisa. 

Los tres caminaron unas cuadras, hasta llegar a una tienda prácticamente oculta entre las demás. Tirza les comentaba que a su hermano le encantaba la magia y el espiritismo, NIcole no le daba importancia, y Zafiel se reia. Tirza lo decía prácticamente como burla, ocultando que a ella también le interesaba un poco, aunque en realidad no supiera mucho sobre el tema, por miedo a lo que pensaran los demás. 

-Es un tonto por creer en esas cosas- comentó riendo antes de entrar en la tienda, una señora vestida con extravagantes colores y excesivas alhajas, salió de detrás de unas cortinas de piedritas a recibirlos, Nicky arqueó una ceja desconfiada, Zafiel se aguantó la risa, y Tirza se puso seria. 

-Señora, vengo a buscar el libro que le encargué- La señora hacía movimientos bruscos y exagerados, le alcanzó un libro diciendo cosas como “el poder mágico inimaginable” y demás exageraciones actuadas. Entonces la supuesta vidente centró su atención en Nicole. 

-¡Oh! ¡Niña tienes tanto poder! Puedo… ¡Puedo sentir tu energía! – dramatizaba la supuesta adivina. Tirza la miró con un dejo de envidia y Zafiel sonrió para sí mismo, entonces la señora lo miró de reojo y asustada dio un paso para atrás. Los tres se quedaron alertas.- ¡Demonio! ¡Aléjense de este espantoso ser! – Zafiel la miró desafiante. 

-¿Cómo? – Tirza era ahora la desconfiada. 

-¡¿Dónde está?!…- decía para sí la adivina, mientras buscaba entre sus cosas un frasquito azul.- Tu demonio que…- Recitó un supuesto conjuro, las chicas se reían, Zafiel la mira aburrido.- ¡Vuelve a tu mundo! –Le echó el líquido del frasco azul, que resultó ser agua… “bendita”, empapó a Zafiel con el contenido y éste miró a la señora un tanto molesto, entonces se rió y la adivina asustada abrió los ojos como platos. 

-¡Oh! ¡Discúlpeme divino ser! ¡Perdone a esta ilusa mortal!- Zafiel le regaló una sonrisa y le indicó que no se preocupara.- tome, tome, ¡oh sagrado, oh bendito!- empezó a llenar a Zafiel de talismanes y libros. 

-Si, si, gracias- Salieron del local, doblándose de la risa. Tirza guardaba el libro en su mochila y Zafiel revisaba las cosas que le habían dado, junto a cierta rubia que husmeaba disimulando.- Pero que Loca...

-Que bonito…- se le escapó a la curiosa, al ver un colgante con una pequeña parte de lo que alguna vez pudo ser un gran zafiro. 

-Tienes buen ojo…- comentó por lo bajo, y puso el colgante en las manos de Nicole, dejándola sin habla. 

-¿Y para mi nada?- Tirza esperaba también algo. 

-Toma- le dio uno de los libros- para tu hermano de mi parte- concluyo con suavidad. 

Separaron sus caminos, Tirza siguió hacia su casa, Nicky y Zafiel tomaron el camino contrario, iban callados, la rubia jugaba con el pendiente y Zafiel cargaba con los libros y las chulerías. Nicky notó que tenía un guante blanco, sin dedos, en su mano derecha. 

-¿Y eso?- preguntó intrigada- no lo había notado, como siempre vas las manos en los bolcillos.

-Era la idea- susurró, sin que ella lo escuchara. 

-¿Sabías que, andar con las manos en los bolsillos siempre, significa que: tienes secretos que ocultar, una personalidad segura y al mimo tiempo altanera? – dijo inventando un poco. 

-Miénteme, me gusta- le respondió con sarcasmo riéndose. 

-Tonto- Nicole se rió también con la respuesta del chico, y abstraída no notó como tres hombres se acercaban peligrosamente, los acorralaron. 

-Dennos su dinero.- dijo uno de los hombres de aspecto dejado, mientras otro les mostraba un arma blanca, no muy bien afilada. Nicky estaba asustada e inmóvil; Zafiel, por otro lado, no parecía haberse inmutado y permanecía tranquilo mirando serio a los hombres. 

-Guarden eso, no es necesario recurrir a la violencia- les ordenó sutilmente que dejaran los cuchillos.

-¿Quién te crees?- dijo otro agarrando a Nicky por la espalda, la cual por nervios no reaccionaba, y acercando el cuchillo a su cuello.

-Suéltala.- ordeno esta vez con más firmeza. 

-¿O qué?- dijo apretando el filo contra el cuello de la aterrada Nicole. 

-No lo voy a repetir- se molestó cerrando su puño, y tiraba todos los libros, excepto uno. 

Una lágrima recorrió la mejilla de Nicole y Zafiel… se enojó. El hombre que tenía del cuello a la rubia noto un brusco cambio en la expresión del muchacho, mientras el miedo lo invadía al notar, la ahora opaca, mirada de Zafiel, antes de recibir un certero y doloroso librazo en el tabique, soltó a Nicole que cayó de rodillas, los otros dos también se sintieron intimidados ante la sombría figura y alcanzaron a dar un paso atrás antes de que Zafiel les dirigiera una penetrante mirada, para luego lanzarse sobre ellos, tomándolos del cuello y levantándolos escasos milímetros del suelo. Con una fuerza oculta y una brusquedad inesperada.

-Pe…Perdón- alcanzó a balbucear uno de los ladrones, mientras Zafiel le estrangulaba sin piedad. 

-Dame una razón para soltarte- apretó un poco mas su cuello y los azotó contra la pared, el otro hombre recuperándose del librazo, lo sujetó de los brazos inmovilizándolo, uno de los hombres que había azotado se levantó sonriendo. 

-Ahora no eres tan malo ¡¿eh?!- comentó disfrutando ahora de su oportunidad, empezó a golpearle desaforado.

Mientras el otro decide quedarse en el piso al ver la cada vez la más furiosa expresión de Zafiel, intuyendo el desenlace del enfrentamiento, y mientras los observaba sumiso vio como Zafiel en una rápida reacción, daba un paso adelante y concentrando su fuerza, le dio un cabezazo al su agresor, volteándolo con la misma inercia y ayudado con la resistencia de su opresor que lo tiraba hacia atrás, trabó su pierna y lo tumbó con rudeza, hiriéndole la nuca por la fuerza de la caída dejándole inconsciente, se incorporó y al notar al que antes le había golpeado intentaba escapar, lo detuvo con una certera y fuerte patada en la rodilla, cayó al piso y Zafiel empezó a golpearle el rostro a fuerza de puño; los hombres ya estaban rendidos, pero él ya estaba fuera de sí, siguió golpeándole desjuiciadamente hasta que perdió la conciencia, Zafiel respiraba alterado, tenía las manos manchadas de sangre, alzó la mirada y vio al tercer hombre que seguía contra la pared asustado. 

-Vete- fue lo único que dijo al hombre, para luego volverse hacia Nicole, que estaba aún mas espantada que antes frente la cruel escena que había presenciado. Zafiel le estiró la mano, mano con manchas carmín, para ayudarla a levantarse y Nicky en un acto reflejo se echó levemente hacia atrás con un dejo de temor.




5to cap! y ahora que lo releo.. jeje me ha quedado un poco violento aburrido  jejeje, pero bnueno como siempre le hecho la culpa... eh... digo.. como siempre los culpables son los personajes que hacen lo que queiren no yo... noooo

(:º) 


¡gracias por leerme!

p/d: a todoqesto rpegunto... ¿que les parese que esconda zafiel?

 

< -LEER ANTERIOR 

LEER SIGUIENTE ->
 

 


Delirio de Foxys @ 0:00
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
changoses verdad, quedo re violento, es raro, no acostumbras eso, pero qued? b?rbarogui?o ya me quiero leer el proximo caprisaa
interesante pregunta....mudoo me reservo mi respuesta x ahora lengua
Delirio de leaCdc
Mi?rcoles, 04 de febrero de 2009 | 0:44
que buen episodio! la adivina le dio un buen toque y la violencia realmente no la esperaba.
y se me ocurren varion motivos por el cual Zafiel actua as?, pero todab?a no estoy segura, lo que esta claro es que no es un humano comun
Delirio de VGirl
Mi?rcoles, 04 de febrero de 2009 | 14:31
me gusta esos matises se hace mas interesante y no da la posibilidad de imaginar el siguiente tramo que vendra rubor
Delirio de bruja26
Jueves, 05 de febrero de 2009 | 23:04
jaja nadie responid? mi pregunta! bueno buno mas adelante.. cuando les de mas detallecitos, le spregunto de nuevo jejeje lengua
Delirio de Foxys
Martes, 10 de febrero de 2009 | 3:00