Domingo, 10 de mayo de 2009

Zafiel dormíaplácidamente, en el sofá de la sala principal, William se paseaba por la casa yel anciano disfrutaba de su pipa mientras escuchaba la radio, radio que noparaba de hablar, sobre la masacre, ocurrida en uno de las más prestigiososcolegios, la noche anterior.

-Debiste sermás discreto- una voz resonaba en la cabeza de Zafiel, este solo mostró ungesto de fastidio y siguió con su siesta mañanera.

La enormepuerta principal de la casa se abría rechinante, la chica había ido a ver a suamiga al hospital. Se adentró en la sala donde su abuelo y el inquilinodescansaban tranquilos, mas no se animó a decir nada.

-¿Cómo le fueseñorita? – le preguntó William recibiéndola, al aparecer por su espalda. Estano se preocupa en ocultar su sobresalto, se da vuelta y saluda al mayordomo conuna sonrisa forzada.

-Mal… creo queme fue demasiado mal William- le dice con la voz congestionada. Su abuelo apagala radio tanteando los botones y se dispone a escuchar a su nieta.- No pudeverla…- dijo finalmente.

-Seguramente,no la dejaron entrar a verla, porque debe estar grave.- Dijo William usando sulógica.- Ella negó con su cabeza- ¿Ya la mandaron a su casa entonces?- preguntóintentando conseguir información.- Ella volvió a negarse, el suspiro- ¿qué pasóentonces?

-No está…-William arqueó una ceja y su abuelo le prestó más atención.- No estaba en esehospital, ni en ningún otro- aclaró dudosa- tampoco está en su casa… nadie sabeen dónde está… - concluyó sentándose en uno de los sillones cerca de su abuelo,Zafiel se incorporó y trató de disimular su confusión.

-¿No está?…Seguramente no buscaste bien- le dijo rascándose el cuello mientras analizaba yrecordaba lo sucedido la noche anterior.

Se habíaencargado de aquella docena de personas, con las manos ensangrentadas y laconciencia impecable, había logrado escapar, con sigilo, como siempre lo hacía.Pero esta vez, no todo salió a bien: Agatha lo había descubierto ylamentablemente había sido herida; dos cosas que… no le quitaban el sueño, sabíaque Agatha sabía defenderse sola, cuando se recuperara, vería que hacer conella, quizás pediría que le borren la memoria… otra vez, o quizás jugaría unrato.  Pero que no estuviera, quedesapareciera y ni su padre supiera en donde estaba… eso si le preocupó.

-¡Si busquébien! Llamé a todos los hospitales y clínicas de la ciudad, y nadie la tieneregistrada…- dijo cada vez más nerviosa.

-Quizás tienenmal anotado su nombre…- comentó su abuelo intentando calmarla.

-Pero ni supadre sabe donde esta… pobre está muy preocupado… que su única hija estedesaparecida…- dijo recordando el encuentro con el hombre que había tenido enel hospital, donde supuestamente, estaba su amiga.

Murmullos quese transformaron en gritos provenían de la puerta principal, eran voceschillonas y estridentes, el abuelo rio frustrado al reconocer las voces,William carraspeando su garganta se alejó de la sala y se dispuso a atender lapuerta… donde se encontró con Diana y Rantier en pleno duelo a muerte demiradas y gruñidos, y Sean pegado a la puerta pidiendo auxilio. Las mujeres secallaron y el chico entró corriendo dentro de la casa.

…………….

Nicole erapresa del abrazo furtivo de su madre y Rantier sentada en un de los sillones nose preocupaba en mostrar su fastidio, Sean se había instalado en el comedor ydisfrutaba de su querido y ex-televisor. Zafiel se había retirado a su habitacióny  en la sala solo quedaban las damas yel abuelo.

Zafieltranquilo y sentado en su cama sintió pasos acercarse, en su puerta estabarecostado aquel hombre, que se encargaba, en pocas palabras de la diplomacia,entró y cerró la puerta con suavidad.

-¿La sientes?-le preguntó a Zafiel que estaba con los ojos cerrados y las cejas fruncidas.Negó con la cabeza.- Pero esa niña no puede desaparecer así.

-Fue él…- dijofinalmente Zafiel mirando al hombre.- él la tiene, estaba esa noche, iba porNicole, se ve que encontró otra presa… que no pudo negarse… y que me odia-aclaró con una sonrisa sarcástica.

-Pero eso ocurrióhace años ¿Agatha aún se acordaba?- preguntó aburrido.

-Acabe con elcuerpo de su madre, claro que me recuerda…-

-Pero si ledices la verdad… Agatha lo entenderá…-

-Soy el asesinode la rosa ¡No hay ninguna otra verdad, que nadie necesite saber!- le dijosubiendo el tono de su voz. El hombre agachó su cabeza.

-A pesar detodo… eres solo un niño… - Zafiel miró hacia un costado molesto- Nunca habíastenido que matar a doce personas… no desde aquella vez…- le dijo preocupado.

-Por supuesto,me quería muy lejos de Nicole y muy ocupado para poder llevársela. Y sabesperfectamente que no soy un niño.- le dijo entre dientes.

-Actúas comotal… volver al colegio te ha convertido en uno… -le dijo burlón- pero no podemospreocuparnos por Agatha… Nicole sigue siendo la prioridad.- Zafiel asiente conla cabeza.- Tienes que encontrar alguna forma de que aprenda a usar todas esascosas que lleva en su sangre…

-Sí, sí, sinque la maten como a su padre, o a todos en su linaje familiar… - miró al hombrea los ojos por primera vez- ¿Qué te hace pensar, que ella puede llegar a haceralgo más que el resto?- le preguntó desafiante.

-Ella, se parecemucho a esas dos personas… tiene los mismos rasgos, los mismos ojos, los mismosgenes puros que tuvo esa chica que te causo tantos problemas… o me vas a decirque la olvidaste…- Zafiel revoleó los ojos, por supuesto que no la habíaolvidado, y nunca lo haría no importa el tiempo que pase, y si, Nicle se parecíamuchísimo a esa, que también había llevado su sangre. Suspiro apretando lospuños. – Además, no tenemos alternativa, desde que nació fue la favorita de tuquerido amigo- dijo burlándose nuevamente- si le pasa algo, olvídate de suayuda.

-Otra vez, estáshablando de más…- Zafiel volvió su mirada hacia la ventana, la imagen de esachica aún rondaba en su cabeza.

………………

-Nosotrospodemos encontrarla…- pero solo si nos prestan la ayuda de Nicole.

-No- negórotundamente el anciano.

-Peroabuelito- le dijo con cariño Diana- creo que a Nicole le va a hacer muy bien, sentirque puede hacer algo para ayudar a Agatha.- la mujer le miró sorprendida yagradecida.

-Si ademásaprendería mucho…- agregó la mujer.

-Dije que no…-declaró el anciano.

-Creo que puedoelegir por mi misma que hacer, ya lo habíamos hablado.- dijo mirando a suabuelo con severidad mientras se soltaba del abrazo de su madre.- Y si puedohacer algo por Agatha, lo haré- declaro, los ojos de Fanny se iluminaron.- Peorno quiero nada que tenga que ver con usted o con su extraña escuela… por favor novuelva a molestarme.- le dijo sacándole una sonrisa a su abuelo y a su madre,sonrisas que lograron enojar a la mujer que se retiró con su fuerte taconeo sindespedirse.

…………..

-¡Esa mocosano cayó en el hechizo de la carta! ¡La quiero con nosotros!- le decía a Fannysu superior, con su ronca voz.

-Mejor así…- dijoella, frustrada- esa niña, sin duda tiene, un agujero negro en vez de cerebro…-agregó divertida. El hombre también rió.

-Su padretampoco era una mente muy brillante.- agregó el un tanto celoso.

-Su padre erasí, era brillante, heredó la idiotez de su madre…- le respondió ella.- pero eradébil, la magia que corría por su sangre no fue suficiente, para defenderse.

-Te dije quete alejaras de él con tiempo, esa familia esta maldita, todos parecen tarde otemprano, no importa que tan fuertes sean… están malditos y lo estarán prosiempre…- miró a la mujer que parecía conmocionada- por eso quiero a la chica,porque cuando sepa, la verdad, cuando sepa que no importa lo que haga no tienesalvación, será muy fácil de manipular…

…………….

Nicole subióhacia su habitación, tomó su bolso y volvió sobre sus pasos hasta la de Zafiel,golpeó a la puerta y sin esperar respuesta entró. No había nadie. Suspiró y seacercó a la ventana que estaba abierta, cerró los ojos y sintió un calor en sumejilla, los abrió lentamente, y ahí estaba, sentadito en la ventana, elpequeño niño que jugaba a ser un ángel… su ángel.

-Hola Nicky-le saludó con alegría.

-Hola señorangelito- le respondió ella enternecida. Se quedó pensando unos minutos y luegole habló.- Pensé que eras mi angelito guardián.

-Lo soy- dijo orgulloso con una sonrisa de oreja a oreja.

-Entoncesporque no me cuidaste, porque no estuviste todo este tiempo.- Se quejóconteniendo las lagrimas.

-Siempre estoycerca de ti… cuidándote…- le dijo mientras la enredaba con sus manitos y luegobajaba al piso.

-¿Sabes dondeesta Agatha?- le preguntó cambiando de tema y aclarando se la voz. El pequeñonegó con su cabeza.- Pero eres un ángel…-

-Soy un ángel,no Dios.- dijo haciendo puchero- normalmente sabría… pero no la encuentro, escomo si no estuviera… como si nunca hubiera existido…- Nicole suspiro aterrada-pero yo la voy a encontrar para vos! Te lo prometo así que quiero verte sonreír como siempre lo hice- ella sonrió, escuchó que carraspeaban a su derecha. Se volteóy estaba Zafiel en la puerta de su habitación mirándola con los brazos cruzados.

-Se te dan muybien los monólogos.- comentó acercándose a ella, Nicole se volvió a donde estabael niño, pero había desaparecido.

-No, no era un monólogo, estaba alucinando- dijo con completa sinceridad.- cierra la puerta- le ordenó, el chico no pudo evitar reírse, cerró la puerta y se sentó en su cama mirándola y esperando a que le explicara el motivo de su visita.

-¿Este cuerpo está muy cotizado sabes?- dijo divertido.

-¡Qué asco!-le respondió ella horrorizada. Los dos re rieron un segundo- Zafiel, quiero que...me enseñes, ya no te voy a decir que estas locos, no necesito más pruebas.-confesó seria.

-¿Y por qué yo? ¿Qué te hace pensar que puedo enseñarte algo?- Nicole revisa en su bolso ysaca la rosa blanca y se la muestra.- Ya te dije que te la cambio todos los días…-ella negó sonriente.

-La he llevado conmigo todo este tiempo…- desde ese día que me dijiste que la cambiabas, y quepor eso estaba siempre como recién arrancada… y aún hoy, luego de todo estetiempo… esta rosa esta como el primer día…- lo miró con picardía- además, piensoque podría aprender mucho de un asesino tan hábil…- agregó, Zafiel se riodescarado.- No soy tan tonta Zafiel… siempre sospeche… sangre en tus ropascuando llegas tarde de noche, siempre que faltas o te retrasas en la escuelaalguien moría… pero tú solo, encerrado en ese edificio, y luego una docena de cuerposcon rosas en sus manos… ¡No soy estúpida!- chilló.

-Pedirle ayuda…a un asesino… creo que es… muy estúpido- le dijo parándose y acercándose a ellaresignado por haber sido descubierto con tal obviedad. Nicole sonrió.

-Tú lo dijiste…no eres un asesino, no matas personas… y tengo mis sospechas, de que elprofesor que nos encontramos anoche… no era el mismo dulce y paciente maestroque conocí…- Zafiel volvió a reír tapando se la cara.- Además… dijiste queestabas aquí para protegerme…- Zafiel la acorraló lanzándose sobre ella, la mirófijo y enojado.

-Estas, cometiendoun grave error…- le dijo agrecivo y peligroso.

-Yo juzgaréeso… Por ahora… estoy impaciente, por conocer… la verdad tras tus mentiras.- agrego sonriendo, con un brillo en sus ojos.




siiiiiii capítulo 19!!!

y ya no puedo dar pasos atrás todo se revela y todo se complicaaaaa 
pero aún queda mucho con lo que jugar muahahah... ejem.... 


Delirio de Foxys @ 20:47
Comentarios (8)  | Enviar
Comentarios
o0o0!!

Agatha a desaparecido??? Espero que este bien!! :S
Ya me parecia a mi que Nicky no era tonta xD era obvio lo de Zafiel, pero sigo pensando que el tampoco es malo. Segun mis sospechas creo que lo hace porque esas personas les pasa algo malo, irreversible... xD

Un besito wapa,sigue asi!!
Delirio de Abby19
Lunes, 11 de mayo de 2009 | 4:28
wiiii!!!! q way q way! me encanta ahora empieza lo bueno!! q clase de poderes trendra Nicky?!>__< no puedo esperar!
Delirio de Ayame_onura
Lunes, 11 de mayo de 2009 | 15:18
cada ves mas interesante y provoca anciedad por querer saber lo que vienechangosrubor
Delirio de bruja26
Lunes, 11 de mayo de 2009 | 18:05
siempre sospeche que el era el asesino!!! jajaja espero ver q pasa!! sera que Zafiel le contara la verdad?? y quiero saber q es ese colegio misterioso!! y cual es el poder que todos ans?an de ella... muchas dudas, muchas dudas....
Delirio de cys
Martes, 12 de mayo de 2009 | 0:26
siguelooooooooooooooooo
Delirio de Hannah-Chan
Viernes, 15 de mayo de 2009 | 2:11
Mmm... ?La cosa se pone interesante! Agatha desaparecida, Nicole descubre quien es el asesino de la rosa, y el ?ngel. Me gusta el camino de la historia, pareciera el comienzo de muchos m?s embrollos. Espero la continuaci?n.

Besos.

P.D: Recuerda f?jate en los errores de ortograf?a y en las separaciones de las palabras..

AvussThina.
Delirio de AvussThina
Mi?rcoles, 03 de junio de 2009 | 17:55
Gracias!!! saben que adoro sus comentarios y me animan mucho a seguir escribiendo!!

voy a ver si pronto retomo la historia :)

rubor
Delirio de Foxys
Mi?rcoles, 10 de junio de 2009 | 20:19
Na.. Na.. Naa,,! me reuso, totalmentetriste. Zafiel mi presonaje preferido es maloo.. (llantoaburrido) entonces yo tambien soy la malvadita wuajaja. rubor ??Por qu??! ??Como te atreves a jugar asi con mis emociones?! (>:[) jaja.. me encanto este cap,, se revelan muchas cosas, pero me quede paralizada.. de la emocion feliz realmente muy buenoo!! facinante, maravilloso, incleible! jaja.. espero la conti gui?o ahh.. y creo que Zafiel es bueno. y por algun motivo mato a esa gente. shock

byee corazon

tu mas grande fan! -. Nanitah! -.
Delirio de Nanitah
Jueves, 09 de julio de 2009 | 21:34