Lunes, 13 de julio de 2009

El rodeo la pequeña cintura de ella con sus brazos, apresándola sin querer dejarla ir. Ella dejo las lagrimas caer, ambos vestían trajes medievales, sus ojos eran tan claros y cristalinos que parecían no tener color, y su cabello mal cortado, y alborotado le daban la imagen de un ángel, un ángel puro y que sufre por un amor prohibido, pero esa no era la verdad, la verdad era mucho mas oscura…

Ella lloraba intentando librarse. El empezó a ceder.

-Zafiel… ya es tarde…- dijo ella librandose de su captura.

-No lo es… yo te ayudare a escapar… pero tienes que parar.- el le respondió firme y suplicante.

-No lo haré, no puedo parar… no lo entenderías- se dio la vuelta y empezó a caminar, sus prendas estaban rasgadas y su piel paresia quebrarse.

-¿Quién sino yo, puede entenderte?- la vio correr…

 

Nicole despertó, ese había sido un sueño interesante, ya se estaba acostumbrando a los sueños extraños y premonitorios pero ¿por qué había soñado con Zafiel? Y esa, chica… ¿acaso era ella?

-Jamás me cortaré el pelo- se dijo frustrada para ella misma sin querer aceptarlo, el sueño se convirtió en un borroso recuerdo al que no volvió a prestar atención.

-Hasta que despiertas… ¡eres al peor aprendiz que he tenido!- le retaba el peligris entrando en la habitación y observando a Nicole recostada en el piso de madera. Ella se levanto y le desafió con la mirada- te dejo 5 minutos para que medites y ¡te duermes descaradamente!- pensaba seguir su sermón pero la rubia hablo.

-Soñé contigo- le dijo callándolo.

-¿Qué soñaste?- preguntó serio

-No me acuerdo- le dijo sin darle demasiada importancia

-¿Qué soñaste?- repitió molesto y preocupado

-¡No se! Pero creo que yo también estaba…- intento recordar, mientras Zafiel se agachaba a su altura y apoyando una mano en el piso junto a sus piernas y tomándole el rostro con la otra, estando a muy corta distancia, y mirándola fijo pareció entrar en transe.- ¿Cuál es tu maldito problema?- le dijo empujándolo con fuerza, este salio de su hipnosis y vio a la chica completamente avergonzada, había husmeado en sus recuerdos y había visto el sueño… o revivido aquel momento, se levanto con pereza.

-No eras tu…- le dijo saliendo de la habitación, serio y sin su usual picardía.

-Asi que ese es uno te tus secretos- sonrió curiosa pero con una presión que oprimía su pecho… la verdad es que lo intentaba, pero parte de su mente no aceptaba a la magia, aun con todas las pruebas que tenía frente a ella. Decidió salir, la primavera reinaba, pero el frío se había apoderado de las calles, tembló y caminó, lejos y sin pensar demasiado, a donde el viento la llevara, como su amiga siempre solía hacer, caminó mirando vidrieras, reviviendo extraños y tortuosos sueños, tocando las paredes y las plantas, intentando aprender a sentir… el frío y la tristeza le ayudaban.-Agatha…- susurro.

Nicole sentía muchas cosas, pero entre estas, no pudo detectar una presencia que la seguía, no era la primera vez que esa chica llamaba su atención, y no era la primera vez que pasaba desapercibida, la chica la observaba, como si estudiara cada movimiento con un brillo peligroso en sus ojos, de repente, como un felino sintió su piel erizarse, sentía algo crecer dentro de la rubia y temía pero esperaba ansiosa a ver el resultado… se alejo dejando sonar sus cadenas y plateadas alhajas, el sonido que semejaba a los cascabeles hizo a Nicky reaccionar.

Esta miró hacia los lados buscando al animal, pero solo encontró a un chico sentado al borde de una fuente, mirando el vacío. Caminó hacia él y con una sonrisa le saludó.

-Ryan…- le dijo llamando la atención del joven que parecía contener las lágrimas.

-Nicky…- reaccionó levantándose cortes- ¿qué haces aquí? Tu casa esta muy lejos…

-Solo… daba un paseo- le comentó notando con mas claridad el mal estado del chico- Ryan… ¿Qué tienes?- le preguntó preocupada acercándose... el agachó la mirada.

-Los padres apestan- le dijo recuperando su animo, y sonriéndole encantador como siempre lo hacía. A lo lejos se veía a una castaña correr hacia ellos con un par de helados, Nicole se quedó mas fría que los helados al reconocer a la chica, y esta pareció no inmutarse.

-Tirza… -mira a Ryan- ¿Tirza?

-Ya te dije que me dijeras Tiza- le dijo la castaña con una falsa sonrisa.- No sabía que también venias, toma Ryan, de fresa como te gusta- le dijo coqueta dándole el helado, Ryan miro a Nicole apenado y avergonzado sin saber porque.

-No Tirza… solo estaba de paso- le respondió conteniendo sus ganas de aplicar las mil técnicas de matar a alguien que con Zafiel había imaginado.- No quise molestarlos- pronunció para alejarse a paso rápido del lugar.

Nuevamente caminó, llorando de frustración, había confiado en la castaña y esta parecía solo haber jugado, sabía cuando le gustaba Ryan… ¿Qué intentaba hacer? Había dejado de sentir, ahora sus emociones estaban alteradas y su cerebro maquinaba furioso. No notó como el cielo se enrojecía suavemente. Estaba aún mas lejos de su hogar, la verdad es que no sabía en donde estaba, pero no le importaba, sintió que la tomaban del brazo, un hombre insistía en preguntarle la hora, ella dio unos pasos hacia atrás tropezando el hombre que parecía caer en la desesperación se lanzó sobre ella. No era la primera vez que veía algo así, recordó aquella noche en el instituto, su profesor había actuado igual, intentó safarse pero el hombre, completamente fuera de sí, parecía gozar de una fuerza sobrehumana… Ella gritó, al sentir el peso de aquel ser desplomarse sobre ella y se calló aun mas aterrada al sentir la sangre sobre sus piernas, una espada de hoja negra atravesaba los órganos vitales de aquel hombre que murió al instante, Zafiel sacó las espada del cadáver y la hizo desaparecer. Tomó una rosa blanca y la dejo en contacto con la sangre, por primera vez Nicole pudo observar el meticuloso y extraño trabajo del asesino, la roja se volvió negra y luego blanca nuevamente, pero lo que más llamo su atención fue el chico, sus ojos estaban tan negros como la noche y su mirada inspiraba mas miedo que protección.

-Levántate- le ordenó con brusquedad y sin ayudarle como normalmente lo haría, era Zafiel pero no era el de siempre. Le obedeció y se paró- te dije que no salieras cuando el cielo estaba rojo- ella no respondió, no lo había notado, pero si notó, como en un pestañear los ojos de Zafiel volvían al mismo vivo verde que lo caracterizaba.- No me hagas trabajar de mas- le reprochó ahora con una sonrisa. Nicole lo abrazo, ya no sentía aquel miedo. El le acarició el cabello.

-Tuve miedo- le dijo, él lo sabia pero igual la escuchó- y tu me asustaste de nuevo- agregó recordando aquélla tarde en el callejón cuando le habían intentado asaltar. Él solo le sonreía tranquilo alejándola de cadáver que descansaba con una rosa blanca en su pecho.

Siguieron caminando, ella no lo soltaba, se sentía tan tranquila y detestaba sentirse así junto a él.

-Agradecería que dejaras de abrazarme… es un tanto repulsivo para un ser superior como yo.- Dijo altanero y divertido mientras ella te golpeaba en el brazo con fuerza.

-Maldito engreído… me tratas bien y luego me tratas mal…- refunfuño chillona.

-No confundas protección con cariño.- le retó serio.

Caminaron en silencio unos minutos, hasta que Zafiel comenzó a correr.

-Corre- le dijo, Nicole se rió descaradamente de la orden.- SI no aceptas crecer espiritualmente, por lo menos empieza a fortalecer tu cuerpo para que puedas darle un buen golpe la próxima vez. Le dijo divertido, Nicole acelero el paso para seguir su trote un poco preocupada.

-¿Próxima vez? – pregunto frustrada

-Ya saben quien eres y ahora tienen a Agatha… ese juego recién empieza- rió sarcástico y un tanto malvado. Nicole empezó a trotar siguiendo su paso, la actividad fisica no era ningun reto para ella.

Llegaron a la mansión. Un chico rubio esperaba en la puerta. Ryan estaba haciendo un surco en la acera dudando y pensando en quién sabe qué. Ella lo saludó, Zafiel lo ignoró y entró en la casa. Lo que no sorprendió al chico.

-Nicky, quiero contarte algunas cosas… no siento que pueda confiar en nadie mas… - le dijo en voz baja esperando la usual bondad de la chica, cosa que recibió.

Ryan hablo, pero no le dio todos los detalles, le dijo como Tirza parecía interesarse demasiado en su vida privada y como eso algunas veses le había servido de desahogo pero no se sentía cómodo con ella, le contó que su madre los había abandonado a él y su hermano hacia varios años y de cómo su padre de había vuelto un alcohólico, ahora trabajaba en la cafetería para seguir pagando sus estudios, pero no soportaba vivir la vida de un adulto… sin saber porque, se sentía bien con ella, como si le inspirara esa fuerza que necesitaba para seguir… hablaron por horas, sentados en la entrada de la casa, Zafiel la vigilaba con cautela desde la puerta, y al vigilarla pudo ver, a una joven de pelo negro desmechado, con zonas teñidas de azul, vestida de negro y blanco miraba a la pereja hablar.

-Hace mucho tiempo no te veía…- dijo para sí Zafiel mirando a la chica, que levantó sus ojos y lo descubrió en aquella ventana, mordiéndose los labios lo saludó, él le devolvió el saludo preocupado pero divertido…

 

Esa noche la rubia rogó soñar con su amor platónico, que se empezaba a convertir en su amigo, era tan feliz de que el hubiera confiado en ella, no entendía el porque, pero como siempre: no le importaba. Suspiro enamorada acurrucándose en las cobijas.

Y esa noche volvió a soñar…

………………

 

El rodeo la pequeña cintura de ella con sus brazos, apresándola sin querer dejarla ir. Ella dejo las lagrimas caer, ambos vestían ropas medievales, sus ojos eran tan claros y cristalinos que parecían no tener color, y su cabello mal cortado, y alborotado le daban la imagen de un ángel, un ángel puro y que sufre por un amor prohibido, pero esa no era la verdad, la verdad era mucho mas oscura…

Ella lloraba intentando librarse. El empezó a ceder.

-Zafiel… ya es tarde…- dijo ella librándose de su captura.

-No lo es… yo te ayudare a escapar… pero tienes que parar.- el le respondió firme y suplicante.

-No lo haré, no puedo parar… no lo entenderías- se dio la vuelta y empezó a caminar, sus prendas estaban rasgadas y su piel paresia quebrarse.

-¿Quién sino yo, puede entenderte?- la vio correr…- Marian… ¡Marian! – grito dejando una única lagrima caer. Una mujer de pelo rojo y alborotado, ojos negros y labios carmín, frente a ella se impuso, la dama vestida como una antigua y poderosa duquesa recitó en un lenguaje inentendible y brazos surgieron desgarradores desde el suelo apresando a la pelirroja, que furiosa la dejó ir esperando que su propia maldición la acabara.

-Maldita mortal…- dijo la dama mientras se incineraban las manos putrefactas que la atrapaban.

-Ashner… déjala en paz…- le dijo Zafiel, viendo a la angelical chica huir. A pelirroja se acercó al él contorneando su cintura como una serpiente y envolviéndolo con sus brazos.

-Lo bueno es que ahora podemos jugar tranquilos- le dijo con picardía.

-No me fastidies- susurró sin soltarse del abrazo- … Marian…-

 

 

Se despertó, había visto el final de la historia completo, se levanto a mitad de la noche, y caminó hacia la habitación del tan nombrado. Abrió la puerta y lo encontró mirando por la ventana, se giró y le reprochó con la mirada su falta de modales.

-Marian…- dijo ella curiosa.

-No es algo que te interese…- sentenció negándose a hablar sobre aquella mujer.

 


 Finalmente! el priemr capitulo de la 2da parte! jijiji esperoq ue les haya gustado, y bueno las actualizaciones vana ser seguramnte quincenales, peus la facultad me tiene mas atada que nunca, igual espero que hayan disfrutado del cap y de lso que siguen!!!}

Gracias por leerme! 

 


Delirio de Foxys @ 6:24
Comentarios (8)  | Enviar
Comentarios
Muy bueno el cap. risaa quiero ver lo que sigue, me quede con la re intriga sonrientequien sera la chica de mechas? y la tal Marian? Zafiel no tes malo, lo s?. rubor jaja.. aii pobrecito Ryan aburrido

byee corazon

Nanitah! tu mas grande Fan
Delirio de nanita605
Lunes, 13 de julio de 2009 | 14:35
Muy bueno el capitulo, aunque hay algunos errores en la redaccion son peque?os y casi no se notan; pasan desapercibidos. Ahora me da curiosidad, quien es Marian y quien es la pelirroja!

gui?o Espero el siguiente cap!

Bye! risaa
Delirio de AvussThina
Martes, 14 de julio de 2009 | 0:33
lengua jajaj me alegro que les gustara y les llene de intrigas jijiji, y si Avuss: sin duda tiene varios errores, lo escribi ala madrugada y por mas que lo revise se me pasaron muchas cosas jaja, le voy a dar una revisada para corregirlo.

Gracias!rubor
Delirio de Foxys
Martes, 14 de julio de 2009 | 10:44
Volviste! me encanto el capitulo, como siempre lleno de preguntas, pero muy bueno. ?quienes son las nuevaaasss?mudoo
Delirio de VGirl
Viernes, 17 de julio de 2009 | 0:14
tus fantas?as e intrigas dan ese suspenso y deseo de saber que sigue....risaachangossonrientecorazon
Delirio de bruja26
Domingo, 09 de agosto de 2009 | 19:20

Good one.

Teldon

Delirio de Anonimo
Jueves, 08 de junio de 2017 | 4:05

, Equipped with the breitling replica watches Rolex classic 3135 movement, although the swiss replica watches 3235 movement has been launched, but in replica watches rolex 2018 still does not spread to the watches replica submarine (hydro) series.

Delirio de Anonimo
Lunes, 21 de mayo de 2018 | 5:14

As a branch of the swiss replica watches 50-year-old rejuvenation, the Bathyscaphe series, which is replica watches full of wings, will be more in line with the design worn by uk replica watches modern people and incorporate into the series of fake rolex watches traditions, giving people a sense of light.

Delirio de Anonimo
Lunes, 21 de mayo de 2018 | 5:15